La importancia de la capacitación docente

Por: Ramón L. Vázquez Travieso

Edición: Jefferson B. Cotto Burgos

El Centro para la Excelencia Académica, como unidad capacitadora tanto para docentes de la UPR como para instituciones externas, rinde homenaje al educador durante el mes de mayo, por su labor como mentor en el desarrollo de las personas para su desempeño en la sociedad. A continuación, hablaremos de la importancia de la labor del capacitador docente.

Cuando hablamos de capacitación, nos referimos a toda actividad realizada en una organización respondiendo a sus necesidades, buscando mejorar la actitud, el conocimiento, las habilidades o conductas de su equipo de trabajo. La capacitación permite evitar la obsolescencia de los conocimientos del personal, que ocurre generalmente entre los empleados más antiguos, si estos no han sido reentrenados. También permite adaptarse a los cambios en la sociedad, los productos, los servicios y las diversas demandas del mercado; disminuye la tasa de rotación de personal y permite entrenar sustitutos que puedan ocupar nuevas funciones rápida y eficazmente.

La educación es un elemento esencial, ya que es un proceso que dura toda la vida. Cada día descubrimos algo nuevo y sentimos la satisfacción de concretar el aprendizaje.  Para los docentes, instructores y maestros no es suficiente que se haya concluido la formación universitaria, sino que es necesario actualizarse y participar en programas de capacitación que les permitan mantenerse al día en cuanto a los enfoques educativos, metodológicos y didácticos, los avances científicos y las tecnologías pedagógicas.

Entre los objetivos de la capacitación docente se encuentran:

  • Desarrollar una actitud de compromiso con el mejoramiento cualitativo de la educación.
  • Utilizar adecuada y creativamente los instrumentos curriculares y materiales de apoyo.
  • Evaluar continuamente la calidad de la oferta académica y el funcionamiento institucional.
  • Intercambiar experiencias que contribuyan al mejoramiento de la calidad de vida de los estudiantes y su aprendizaje.
  • Cumplir con entusiasmo, eficiencia el rol protagónico como agentes del proceso de transformación educativa.

Es importante recordar que la capacitación no puede verse como una sanción, sino lo contrario. Es beneficiosa para los profesores y estudiantes, ya que mantiene una dirección clara y les permite adquirir nuevas herramientas para lidiar con las necesidades emergentes.

Consulta el material didáctico en nuestra página web cea.uprrp.edu. Regístrate en nuestras actividades para que conozcas más acerca de la maravillosa labor de enseñar.

Share.